13 junio 2012

Para todos sale el sol

Actividad 5

taller literario gratuito

A veces leemos autores realmente dotados y nos da la impresión de que las palabras brotan de su entendimiento como agua del manantial, si se me permite el lugar común. Pareciera que a ellos no les cuesta en absoluto ser breves, exactos, precisos.

Hay otros también en la vereda de enfrente, que aman la abundancia y el estilo sobrecargado, aunque las palabras sean faltas de sentido, huecas o inútiles, pero parece que si no están allí, están haciendo algo mal. En esta categoría nos encontramos muchos de nosotros (su servidora tratando de mejorar todos los días la verborragia inútil).

Esparta era la capital de Laconia, una región de la Grecia Antigua. Sus habitantes no se caracterizaban por su fluidez verbal. Del nombre de este sitio viene la palabra "laconismo", que es justamente la capacidad de expresarse brevemente de manera concisa y clara.

Veamos un ejemplo de este laconismo en Jorge Luis Borges

Milonga de Manuel Flores (fragmento) Para los otros la fiebre
y el sudor de la agonía.
Y para mí cuatro balas
cuando esté clareando el día.



Creo que Miguel de Unamuno fue quien dijo que el genio consiste en hacer fácil lo difícil. Y también alguien más dijo que el genio no era otra cosa que una larga paciencia.

Lo dicho es así: el sol sale para todos. La prepotencia del trabajo, que le dicen.

Genio viene de gignere: engendrar.
Crear. Pero crear con un talento extraordinario.
Paciencia...
smowtion aqui debajo - cuidado de no borrar 

Ejercicio

* El tema de hoy es libre. Escribe un texto intentando describir lo que deseas a la manera borgiana: aplicando todo lo que más puedas la brevedad y concisión, sin que pierda la belleza. Puedes elegir prosa o poesía, y puede contener rima si lo deseas.

 

3 comentarios:

ELIzabeth dijo...

Hola amiga luminosa. Yo persigo ese laconismo y muy pocas veces lo logro. Un abrazo.

Marita Santini dijo...

@ELIzabeth
Pues Borges era una de las personas que más trabajaba en sus obras. Para que el oro salga a la luz, necesita mucho trabajo de refinamiento y este es el fin que perseguimos todos. Pero claro, hay que trabajar, y trabajar, y trabajar... Escribir, leer, releer, reescribir, tachar, tirar, y volver a escribir por fin para darle el punto final, y entonces ver si salio algo más o menos!!!

ELIzabeth dijo...

Escribes como el sol, lo bastante claro como para que amanezca. Y lo suficiente cercano como para abrigarnos. Es una suerte saberte.

...


Recibe las actualizaciones directo a tu correo